Xolohuerto orgánico.

A fines del 2014 un grupo de 10 jóvenes adecuó un espacio para convertirlo en huerto de producción de hortalizas orgánicas dedicándole aproximadamente dos días a la semana.

Esto a partir del interés y conocimiento de los propios jóvenes, pues varios de sus padres se dedican al campo. Se busca por un lado plantear la producción orgánica como una posible fuente de ingresos, y por el otro, en el trabajo de la tierra.

A través de esta actividad se busca trabajar habilidades para la vida, como el sentido de responsabilidad, el trabajo en equipo, la comunicación, el autoestima y las relaciones interpersonales.

Tal vez te interese también: